Cultura

Así llegó el árbol de Navidad a México

Sobre la llegada del árbol de Navidad a México, una de las versiones apunta que esta tradición arribó de la mano de Maximiliano y su esposa Carlota

La tradición del árbol de Navidad tiene origen pagano, cuando los antiguos habitantes de Europa colocaban frutos sobre los árboles en un ritual para recibir la primavera y honrar a sus dioses.

Fue a mediados del siglo XIX cuando la Iglesia Católica adoptó el ‘árbol de Cristo’ como uno de los elementos de la celebración de la Navidad.

Sobre la llegada del árbol de Navidad a México, una de las versiones apunta que esta tradición arribó de la mano del emperador Maximiliano de Habsburgo y su esposa Carlota.

La pareja decidió incluir un brillante árbol en la decoración del Castillo de Chapultepec, lugar donde fijaron su residencia. 

El árbol de Carlota y Maximiliano causó furor entre los aristócratas quienes imitaron a los emperadores y desplazaron el tradicional nacimiento en la decoración navideña.

Después de que Maximilano fue fusilado, el árbol de Navidad cayó en desuso.

Un segundo auge del árbol de Navidad llegó años más tarde, en 1878, cuando el general Miguel Negrete, ministro de Guerra durante la presidencia de Benito Juárez, retomó la tradición tras viajar a Estados Unidos.

Negrete instaló un árbol de Navidad en  su casa, el cual fue descrito de la siguiente manera por la prensa:

“El árbol sembrado de luces, cubierto de heno, extendía sus ramas a una gran distancia, y contenía como 250 juguetes, entre los que cada invitado tenía derecho a elegir uno designado por un número que de antemano se repartió; los objetos consistían  en juguetes de muy buen gusto y aún de lujo”. (Con información de WikiMéxico)

 

 

relevante

Facebook Comments Box